Menú Principal
16 de diciembre de 2022

Prevención y recomendaciones ante incendios forestales y presencia de humo

IMPORTANTE: Estados de Alerta actualizados (incluidos incendios forestales) disponible aquí (enlace de ONEMI)

Si ves humo o fuego en zonas de vegetación avisa a: CONAF (130), Bomberos (132), Carabineros (133) o PDI (134).

En Chile, los incendios forestales son causados principalmente por las personas debido a negligencias, descuidos en el uso del fuego o mala intención. En otras palabras, el 99% de los incendios forestales son por causas humanas. El 1% se produce por causas naturales, como por ejemplo, rayos.


Medidas preventivas y recomendaciones básicas inmediatas ante la presencia de humo

De ser posible aléjese de las fuentes de humo. De lo contrario, utilice un paño húmedo para cubrir nariz y boca.
Esta simple medida ofrece protección frente a la inhalación de humo. También puede utilizar mascarilla.

Evite la realización de actividades deportivas.
Cierre puertas y ventanas para impedir que el humo ingrese a su domicilio. Si es necesario, utilice paños húmedos para mejorar el sello de ventanas o puertas.
Evite otras fuentes de contaminación intradomiciliaria. No fume, ni prenda velas o inciensos
Si usted o alguien de su familia está embarazada o pertenece a los grupos de riesgo (niños, niñas, ancianos, pacientes asmáticos o con enfermedad  pulmonar obstructiva crónica), es aconsejable que salga de su domicilio y se traslade a una zona menos contaminada.
Siga las recomendaciones de la autoridad correspondiente.


¿Qué es un incendio forestal?

Un incendio forestal es un fuego que, cualquiera sea su origen, se propaga sin control en terrenos rurales o cerca de viviendas, a través de árboles, matorrales y pastizales, verdes y/o secos.

En el mundo, los incendios forestales constituyen la causa más importante de destrucción de vegetación. Estos se incrementan y propagan con mayor facilidad cuando hay altas temperaturas, fuertes vientos, sequedad de la vegetación y del ambiente. En un incendio forestal, además, se pueden perder viviendas, animales, fuentes de trabajo e incluso vidas humanas.

Condiciones climáticas: verano seco, con altas temperaturas y mucho viento (“30-30-30”)

En varios lugares de Chile los veranos son secos, con mucho viento y altas temperaturas. Todos estos factores facilitan que se provoquen incendios forestales y se propaguen con mucha facilidad.

Lo anterior también es conocido como “30-30-30”, situación que los organismos que combaten incendios forestales consideran como “extrema”. Se trata de tres condiciones climáticas que juntas ayudan, lamentablemente, a una propagación rápida del fuego:
Temperatura de 30° o más grados.
Menos de un 30% de humedad del ambiente.
Más de 30 kilómetros de velocidad del viento
.


Consejos importantes
Siempre que vayas a tratar con fuego, y en especial en los meses de más calor, preocúpate de hacerlo de manera precavida.
Enciende fuego solo en sitios habilitados
Nunca prendas fuego bajo árboles, cerca de pastizales o matorrales.
Mantén los alrededores de tu vivienda despejados de vegetación y desechos que se puedan quemar.
 Si vas a utilizar una cocinilla mientras estés acampando, preocúpate de que esta esté protegida del viento y en una superficie estable, para que no se dé vuelta.
 Siempre mantén leña, carbón, cilindros de gas y otros combustibles alejados del fuego.
Evita fumar en sitios con vegetación que pueda arder. Nunca arrojes colillas de cigarrillos ni fósforos, ya que podrían causar un incendio forestal.
Si ves humo o fuego en zonas de vegetación, avisa a: CONAF (130), Bomberos (132), Carabineros (133) o PDI (134).


Al hacer fogatas
La CONAF hace un llamado a no hacer fogatas, pero en caso de hacer una se deben tener varias precauciones:

Limpia la vegetación o ramas del suelo en un diámetro de 5 metros alrededor de la fogata.
Rodéala con piedras para evitar que se propague el fuego.
Usa leña seca y procura que no salten chispas.
Mantén agua, arena o tierra a mano para apagarla en caso de emergencia.
Al apagarla, verifica que no queden restos encendidos y remueve los que queden.
Asegúrate que esté completamente apagada antes de abandonar el lugar.
Evita quemar basura
Antes de recurrir a la quema de basura, evalúa la posibilidad de reutilizar lo que se pueda y luego deshacerte de lo que sobre a través de otros métodos. Residuos agrícolas y vegetales se pueden usar para alimentar ganado o hacer abono orgánico, hay muchas alternativas a la quema. Si de todas maneras vas a hacer una quema controlada, procura siempre:

Inscríbete como usuario del fuego.
Avisa a CONAF al menos un día antes de la quema y guarda el comprobante en caso de fiscalización de Carabineros.
Construye cortafuegos para evitar la propagación del fuego.
No realices la quema si hay viento o altas temperaturas.


Recomendaciones para cuidar su salud mental
EFECTOS DEL INCENDIO EN LA SALUD MENTAL DE LA POBLACIÓN
Algunas manifestaciones frente a las cuales es importante estar alerta y evaluar la posibilidad de pedir ayuda al personal de salud son:

Crisis de miedo o pánico.
Ideas de suicidio.
Uso excesivo de alcohol y/o drogas.
Manifestaciones de violencia contra otros o contra sí mismo.
En niños dolor de estómago, vómito, llanto sin motivo, pesadillas, enojo excesivo y/o irritabilidad.

Busque compañía y hable de lo sucedido.
Organice el tiempo y manténgase ocupado.
Haga cosas que lo hagan sentir bien, útil y solidario.

Promueva ayuda y solidaridad. Fortalezca vínculos entre familiares y amigos.
Comprenda y acepte el enojo y otros sentimientos de los afectados.
Evite comparaciones sobre los daños sufridos.

Promueva un ambiente de confianza y de diálogo donde los niños puedan comentar y preguntar acerca de lo sucedido.
Explique la situación con palabras simples y claras.
No haga promesas poco realistas.
Acepte y no critique lo que los niños sienten y piensan.
Si es posible, mantenga las costumbres habituales.

Además, puede llamar a la Línea de Salud Mental 600 360 7777 opción 4.